Desayuno con mi Little Black Dress

20/marzo/2017

17409650_1935580506662100_455336126_n

Por Valeria Romero
valenuea
Ilustración Kinich Manik

 “Una mujer nunca se sentirá poco o demasiado vestida con un pequeño vestido negro” son las palabras del actual diseñador de la icónica firma Chanel, Karl Lagerfeld. Y nadie lo desmiente. Es una pieza icónica en el armario de cualquier mujer; de la industria de la moda e incluso en la historia. La importancia del “Little Black Dress” (LBD) se impone en el tiempo.

 No sólo es una pieza clásica y neutral, que le queda bien a cualquier tipo de cuerpo, edad, ocasión, sino que también significó una pauta para un cambio radical en la vestimenta de las mujeres. Anteriormente el color negro era utilizado por las damas solo en funerales, dicho color estaba destinado a la servidumbre por su facilidad de limpieza.

coco-chanel1

Las mujeres de sociedad preferían colores más llamativos como pasteles o tonos claros, ya que eran más difíciles de conseguir. Sin embargo una mujer con mente revolucionaria, harta de los vestidos cursis y estorbosos de la época, se propuso “joder a las mujeres con el negro” asistiendo al teatro con el pionero del LBD, claramente me refiero a Coco Chanel.

Tal vez te interese…Girl Power: Crop-Tops

Coco Chanel

La diseñadora fue un éxito con su diseño. En 1926 el boceto del vestido fue presentado en Vogue USA como el “Chanel Ford Dress” con la firma de la diseñadora, haciendo alusión al entonces modelo de auto Ford T, el cual era uno de los coches más asequibles para cualquier clase social. Según Chanel “uno nunca está por encima ni por debajo de un pequeño vestido negro“.

fordmodel1926

Coco se inspiró en la ropa masculina, dejando atrás cualquier tipo de ornamentación innecesaria como el corsé, corto para un mejor movimiento, en color negro para hacerlo neutral, accesible y sofisticado. Así floreció el LBD, haciendo a las mujeres libres y dejando atrás los años de la gran guerra.

July or August 1961, Paris, France --- Fashion designer Coco Chanel adjusts the armhole of a model's dress with an assistant. --- Image by © Douglas Kirkland/CORBIS

Posteriormente, la legendaria pieza tuvo su gran auge en 1961, gracias a la reinterpretación que Givenchy creó para Audrey Hepburn en la película “Breakfast at Tiffany´s “, el cual ha sido nombrado como el mejor vestido en la historia del cine. ¿Quién no ha soñado usar su LBD favorito desayunando frente al aparador de Tiffany´s en Nueva York?.

audrey-hepburn-desayuno-con-diamantes-y-un-vestido-de-givenchy_gallery_a

Holly Golightly (Audrey Hepburn) era la personificación de lo que una mujer debía ser para Coco Chanel, “fabulosa y con clase”. En 2006 dicho vestido fue subastado por más de $800.000 dólares. Gracias a la popularidad del filme y el personaje protagónico, todas las mujeres desearon un Little Black Dress, convirtiéndose en un icono de estilo en el imaginario femenino.

00cd9c408b13f23414fbd464e75afd8a

Coco y Givenchy dieron pasó para que ningún diseñador o celebridad se resistiera a interpretar su propio LBD, volviéndolo indispensable. Bien decía Christian Dior “puedes llevar negro a cualquier hora del día o de la noche, a cualquier edad y en cualquier ocasión. Un vestido negro es la cosa más esencial en el armario de una mujer”.