STROBING: El hermano incómodo del Contouring

23/marzo/2017

strobing

Por Ara Molina
araautor
Por Xiomi Acosta
xiomiautor

Hace ya algunos años, sí por ahí del 2012, Kim Kardashian y su maquillista volvieron famosa la técnica del contouring. El mundo explotó y en poco tiempo hombres y mujeres de todo el mundo buscaban productos que les ayudaran a crear este look. Aparecieron miles de tutoriales en Instagram y YouTube que nos mostraban “el contour perfecto” y cómo lograrlo. En estos videos era posible ver cómo cambiaban por completo las facciones de cualquier persona en cuestión de minutos.

Hoy, cinco años después, esta tendencia no nos ha abandonado por completo, sin embargo han surgido otras que al igual que el contour sólo estaban ocultas en “el baúl de los secretos” de los maquillistas. Si alguna vez nos preguntamos como hacían las actrices de los 40 0 50 para verse tan perfectas, la respuesta la tenemos en nuestros tocadores: ¡maquillaje! Siempre maquillaje.

Tal vez te interese…NO MÁS DUDAS: ¿PARA QUÉ SIRVE CADA BROCHA DE MAQUILLAJE?

Una de estas técnicas, es el strobing, el hermano incómodo del contouring. Mientras el aliado favorito de Kim Kardashian busca crear un contraste de luces y sombras dentro del rostro, el strobing que ya había tenido su auge en Francia busca resaltar los puntos de luz ya existentes en nuestra cara. Es decir: las aletas de la nariz, el arco de cupido, la parte superior de los pómulos y la barbilla.

strobing2

Existen diversas celebridades que lo utilizan, sin embargo a las que es más fácil reconocer son: Taylor Swift y Kendall Jenner. Para realizar el strobing no necesitas más que iluminador, tu base de maquillaje, un poco de corrector y una crema hidratante. Esta técnica ante todo requiere de una piel hidratada a la perfección y con la menor cantidad de imperfecciones posible, por lo que se sugiere combinar un poco de corrector con le crema de maquillaje.

strobing3

A partir de aquí tienes dos opciones, la primera es simplemente combinar tu base de maquillaje con el iluminador y esparcirlo por toda tu cara, lo que dará un efecto muy natural y real al acabado. O bien aplicar la base como siempre lo haces y después aplicar el iluminador en la frente, la parte superior de tus pómulos, la nariz y el arco de cupido. Con técnicas como esta se busca crear un efecto mucho menos recargado que requiere menos tiempo y menos productos para ponerlo en práctica.

strobing4