¿CERA, CREMA O RASTRILLO?… OUCH

11/mayo/2017

Por Ara Molina 

Síguela @aramolina.r

IMG_4042

Fotografía Xiomi Acosta

Síguela @reasonstohope

Con la primavera y el calor llegan las ganas irresistibles de utilizar vestidos, shorts, faldas y blusas sin mangas. Eso supone una pequeña dificultad ¿no? Ha llegado el momento de depilarse.

Aunque odiamos admitirlo en nuestro cuerpo crece vello y eliminarlo es una de las actividades más molestas que nos toca realizar. Existen distintos procedimientos, pero todos tienen como objetivo lograr una piel suave y sin ningún rastro de pelito.

Decir que te mostraremos una manera indolora y cómoda de depilarte sería mentir, sin embargo sí podemos compartir contigo algunos trucos o consejos que mejorarán tus resultados. El camino más duradero es sin duda la cera, ya que arranca el vello de raíz, sin embargo pocas de nosotras somos tan valientes como para enfrentarnos al dolor que supone arrancarse todo de un tirón, por lo tanto está opción muchas veces queda descartada.

FullSizeRender

La siguiente opción y tal vez la más cómoda son las cremas depilatorias. Pero para ser honestos encontrar la marca y presentación que más te acomoda es toda una odisea. Estar en el supermercado o en tu tienda favorita frente a mínimo 10 envases que ofrecen cosas distintas y que encima no sabes si te causarán alergia, es una situación que hemos pasado en varias ocasiones.

Tal vez te interese… Los vestidos te hacen una ¿puta?

Aunado a esto, si no realizas su aplicación de una manera cuidadosa, es posible que termine en un desastre. Lo mismo sucede al retirarla. Sin embargo entre sus beneficios podemos encontrar dejar la piel suave e hidratada y un efecto más duradero debido a los compuestos químicos que poseen.

FullSizeRender (2)

Para potencializar este efecto es necesario que retires la crema en la dirección contraria a la que crece el vello, así como no exceder el tiempo de aplicación y exfoliarte con una esponja antes de realizar la aplicación.

La última opción y la más común es utilizar un rastrillo femenino. Ya sea por falta de tiempo o por simple comodidad, la navaja se convierte en nuestra mejor amiga en momentos de necesidad. El principal problema de estas es que en menos de 24 horas ya podemos sentir los vellitos que crecen bajo nuestra piel.

Sacarle el mejor provecho a tu rasuradora es cuestión de unos simples pasos. Al igual que muchos elementos de belleza, requiere cuidados especiales. Mantenerla seca debe ser una prioridad, la humedad puede causar que se oxide y aunque esto no se notará de inmediato a la larga te pueden causar infecciones. Por esta razón se aconseja que si son desechables no las utilices más de seis veces. Y sí, tampoco deberías guardarla en el baño, pero como sabemos que eso no pasará es preferible que la renueves de manera constante.

Processed with VSCO with a2 preset

Por fortuna, existen algunos consejos que siempre son útiles cuando ya has decidido utilizar una rasuradora. Primero no olvides exfoliar tu piel, ya sea con cremas, productos caseros o tu esponja de baño, limpiar el área a depilar de células muertas y llevar algunos vellitos escondidos a la superficie te asegurará una piel más suave.

En seguida el momento más adecuado para rasurarte; es al término de tu ducha, cuando la piel está húmeda y puedes deslizar la maquinilla sin ningún problema, siempre en la dirección contraria al crecimiento del vello y no pasarla por el mismo sitio más de dos veces. En este sentido debes evitar rasurarte en seco, con el fin de evitar cortaduras o irritaciones y sí, tampoco debes utilizar crema para hidratar tu piel antes del procedimiento, porque causará que se resbale y que el corte no se realice al ras de tu piel.

Una vez dicho esto y sea cual sea la herramienta que elijas usar, podemos estar seguras que los resultados que obtendrás serán mucho mejores, y sí, podemos decir ¡bienvenidas las faldas y vestidos!